Fotografia de arquitectura de una tienda Buenas Migas

Fotografia de arquitectura de la fachada de la tienda “Buenas Migas” en el contesto del centro comercial Glories de Barcelona

Fotografía de interiorismo del recibidor de un estudio de arquitectura

Una de las primeras fotografías de la toma de contacto con el recibidor de la casa despacho de los arquitectos Díaz&Gallardo.

 

Estudio de la luz para un reportaje de los soportes publicitarios en el Corte ingles

Fotografía de un soporte publicitario en Plaza Catalunya desde el Paseo de Gracia

Estudio de la luz para un reportaje de los soportes publicitarios integrado en el Corte Inglés de plaza Catalunya

Fotografía de una pantalla en una entrada del edificio

Fotografía de un cartel en la pared que hace esquina con Portal del Angel

Fotos de uno de los soportes publicitarios puesto en la fachada del emblemático edificio de plaza Catalunya

Publico alguna toma de un estudio de la luz para realizar un reportajes de los soportes publicitarios utilizados en el Corte Ingels de Plaza Catalunya. Barcelona

Santa Maria del Mar

Fotografía del altar de la iglesia de Santa Maria del Mar en Barcelona.

La Basílica Menor de Santa María del Mar es una iglesia gótica catalana de Barcelona, situada en el barrio de la Riberay construida entre 1329 y 1383. Los maestros de obra fueron Berenguer de Montagut (el diseñador principal del edificio) y Ramón Despuig. La iniciativa sobre la construcción de la iglesia la tuvo el canónigo Bernardo Llull.

Algunos estudios actuales sustentan la hipótesis de que fue construida sobre un antiguo anfiteatro o arenas romanos.1

La construcción comenzó en 1329, tal como lo atestiguan las lápidas del portal de las Moreras (que da al Fossar de les Moreres). Un hecho destacable, que aún perdura: se acuerda que la obra había de pertenecer, exclusivamente, a los feligreses de la zona del puerto y de la Ribera, únicos responsables materiales del templo, ya que ellos fueron quienes la sufragaron, bien con su dinero o bien con su trabajo. Este hecho está en clara contraposición a la catedral que por aquellas mismas fechas también se estaba construyendo y que estaba asociada a la monarquía, a la nobleza y al alto clero. Parece ser que en la construcción participó activamente toda la población de la Ribera, en especial los descargadores del muelle, llamados galafates de la Ribera o bastaixos, los cuales llevaban las enormes piedras destinadas a la construcción de la iglesia desde la cantera real de Montjuïc y desde las playas, donde estaban los barcos que las habían traído a Barcelona, hasta la mismísima plaza del Borne, cargándolas en sus espaldas, una a una. La puerta principal de la iglesia homenajea a los bastaixos que ayudaron a su construcción.

Los muros, las capillas laterales y la fachada se terminaron alrededor de 1350. En 1379, a punto de acabarse el cuarto tramo de bóvedas, se incendiaron los andamios y las piedras sufrieron importantes daños. Finalmente, el 3 de noviembre de 1383 se colocó la última parte de la bóveda y el 15 de agosto del año siguiente se celebró la primeramisa. El terremoto de 1428 causó el derrumbamiento del rosetón provocando algunas muertes, por la caída de las piedras del mismo. Aunque pronto se firmó un contrato para construir uno nuevo de estilo flamígero, que quedó acabado en 1459 y al año siguiente, fueron colocadas las vidrieras del mismo. La mayoría de las imágenes y el altar barroco añadidos durante los siguientes siglos resultaron quemados durante el incendio del templo el 3 y 4 de agosto de 1936. Este incendio fue provocado por los anarquistas y comunistas que asaltaron el templo (así como muchas otras iglesias barcelonesas).

En 1923 recibió el título de basílica menor, otorgado por el papa Pío XI.

Estudiando la luz para un reportaje de arquitectura de un edificio en Barcelona

walden_6367walden_6360walden_6348img_6335walden_6362

l Walden 7 es una auténtica ciudad dentro de la ciudad, poblada por unos 1.000 walderites que viven en los 400 pisos que hay en el edificio, cada uno de los cuales diferente al resto. “Somos como un pequeño ayuntamiento que nos autogestionamos, organizamos actividades y defendemos propuestas en beneficio de los vecinos”, comenta la presidenta de la junta directiva, Marta Nebot. “Somos como un pueblo en vertical en el que vive mucha gente y en el que hay mucha rotación”, añade.

General Mitre

Fotografia de la ronda General Mitre

Mercat del Borne

Una fotografía del nuevo Mercat del Borne, Barcelona